S?bado, 09 de junio de 2012

INGREDIENTES:
4 personas

- 12 carrilleras de cerdo desosadas

 - 1 cebolleta grande

- 1 puerro

- 1 zanahoria mediana

- Pimiento verde

- 2 cucharaditas de tomate concentrado

- 2 cucharaditas de pulpa de pimiento choricero

- 1 vasito de vino blanco

- 2-3 ajos

- Caldo de ave o de carne

- Aceite, sal, pimienta

 

PREPARACIÓN

Preparamos primero la salsa, para ello ponemos en una sartén el ajo muy picadito y la cebolleta cortada en juliana, las vamos pochando bien hasta que la cebolla empiece a tomar color, añadimos el puerro cortado en juliana, el pimiento troceado y la zanahoria en rodajas, salpimentamos.

Dejamos hacer, que se vaya pochando bien, cuando esté medio hecho, añadimos el tomate y la pulpa de choricero. Mojamos con el vasito de vino y vamos dejando que se acabe de hacer, comprobamos el sazonamiento y reservamos.

Salpimentaremos las carrilleras y en una cazuela con un poco de aceite las vamos a marcar que queden bien dorados por los dos lados.

Mientras pasaremos el fondo de la salsa a un recipiente y la trituramos con minipimer o en una batidora de vaso. La colamos bien para que nos quede una salsa fina y la echamos sobre las carrilleras, acabamos de cubrir con el caldo y dejamos reducir hasta obtener una salsa espesa, pero no demasiado seca.

Servimos y se pueden acompañar de patatas fritas o puré de patatas u otro tipo de guarnición que se desee.

 

Ya había hecho hace poco una receta de carrilleras al horno y ahora hago esta que es muy diferente. Un día en uno de los super que voy vi que tenían unas carrilleras desosadas y pensé que hechas con salsa estarían muy bien. Así que consultando diferentes recetas se me ocurrió esta salsita. No es muy laboriosa de realizar y el resultado es excelente. Procuren no reducir demasiado la salsa, para que quede cantidad suficiente para mojar pan.

El caldo pueden prepararlo ustedes, pero yo les recomiendo que empiecen a utilizar productos ya elaborados que los hay de muy correctos, así que utilicemos esos bricks que venden y en último extremo, sin remordimiento alguno, un cubito y agua.  En vez de patatas yo las acompañe con una ensalada verde de brotes (Rúcola, canónigo y lechuga morada) y una buena vinagreta a base de aceite, vinagre de jerez y una cucharadita de mostaza a la antigua.

Es un plato bastante completo que puede servirse como plato único o después de un ligero primero.

Disfruten de la receta y, como siempre, vigilen su alimentación.


Publicado por parabere @ 19:24  | Propias: Segundos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios